Síndrome de Shock Tóxico

  • Posted on: 29 June 2015
  • By: Maxi
Los riesgos de usar Tampones

Hace poco se conoció la historia de Lauren Wasser, una modelo de 24 años, que sufrió la amputación de una de su pierna tras sufrir síndrome de shock tóxico por el uso de tampón, una grave condición provocada por una toxina liberada por algunos tipos de bacterias estafilococos.

El Síndrome de Shock Tóxico o SST es una infección muy rara, pero potencialmente peligrosa causada por una bacteria llamada staphylococcus aureus. Puede afectar tanto a hombres como a mujeres y niños. Pero quienes más riesgo corren son aquellas mujeres que utilizan tampones durante su periodo menstrual.

Cuando el tampón es dejado dentro del cuerpo por un largo tiempo, se crea un ambiente perfecto para que diferentes tipos de bacterias crezcan, incluyen dostaphylococcus aureus.

El SST es causado por unas toxinas producidas por la bacteria Staphylococcus aureus. Esta bacteria es un microorganismo que, como muchas otras bacterias, se encuentra en el cuerpo de forma natural, habitualmente en la piel, nariz, axilas, ingles y vagina. La infección se produce cuando el afectado carece de anticuerpos contra estas toxinas.

El riesgo de SST menstrual relacionado con los tampones está asociado a la absorción: a mayor grado de absorción del tampón, mayor riesgo de contraer la enfermedad. 

Por esta razón se recomienda utilizar el menor grado de absorción, adecuado a las necesidades de flujo menstrual.

Recomendaciones para evitar el SST

  • Cambiar los tampones con frecuencia, entre 4 y 6 horas.
  • Elegir el tamaño indicado, es recomendable usar tampones pequeños cuando el flujo menstrual es poco. No es recomendable el uso de tampones “súper absorbentes”, a menos que el flujo sea muy abundante.
  • Alternar entre las toallitas femeninas y tampones. Por ejemplo: toallas femeninas por la noche y tampones durante el día. Es importante recordar que se duerme un promedio de 8 horas, y que el tampón no debería superar las 6 horas.
  • Higienizar bien las manos antes de insertar o sacar los tampones.
  • Asegurarse siempre de quitarte el tampón antes de colocar otro nuevo.
  • Asegurarse de retirar tu último tampón al finalizar la menstruación.
  • Los tampones están diseñados para absorber únicamente flujo menstrual. No utilizar un tampón como método de protección antes de la llegada de la menstruación o para absorber flujo vaginal no-menstrual.

Los síntomas del SST

Los principales signos que advierten de un posible SST son:

  • Fiebre alta de comienzo súbito (habitualmente 39Cº o más)
  • Confusión
  • Convulsiones
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Mareos
  • Tensión arterial baja
  • Fallo hepático y renal
  • Irritaciones cutáneas similares a quemaduras solares
  • Dolor muscular
  • Dolor de garganta
  • Desmayos o sensación de desmayo al ponerse de pie
  • En estados avanzados de la enfermedad, la piel puede descamarse (ocurre 1-2 semanas después de la irritación cutánea, y sobre todo en plantas de las manos y de los pies)

Es posible que no se experimenten todos los síntomas juntos, pero generalmente aparece más de uno. El SST menstrual puede presentarse en cualquier momento durante la menstruación o poco después.

Si durante el uso del tampón se llegaran a tener alguno de estos síntomas, lo primero que hay que hacer es retirar el tampón y llamar con urgencia a un medico.

Otros casos de SST

Si bien la mayoría de los casos de SST están causados por el uso de tampones, casi la mitad de casos son como resultado de infecciones ocasionadas por quemaduras, infecciones cutáneas, picaduras de insecto o intervención quirúrgica. Que afectan tanto a hombres, mujeres y niños.
Es importante saber que el Síndrome del Shock Tóxico no es una enfermedad contagiosa.

Tratamiento

El tratamiento incluye: 

  • La extracción de cualquier material extraño, como tampones, esponjas vaginales o tapones nasales.
  • El drenado de los sitios de infección (como heridas quirúrgicas).

El objetivo del tratamiento es mantener las funciones corporales importantes. Esto puede incluir:

  • Antibióticos para cualquier infección (se pueden administrar por vía intravenosa)
  • Diálisis (si se presentan problemas renales graves)
  • Líquidos por una vena (intravenosos)
  • Medicamentos para controlar la presión arterial
  • Gammaglobulina intravenosa en casos graves
  • Hospitalización en la unidad de cuidados intensivos (UCI) para monitoreo 

Expectativas (pronóstico)

El síndrome del shock tóxico puede ser mortal hasta en el 50% de los casos. La afección puede reaparecer en aquellas personas que sobreviven.

Posibles complicaciones

Recuperación
Tras un diagnóstico temprano, el SST puede ser tratado de forma efectiva con rehidratación, antibióticos y otras medicinas apropiadas, dependiendo de los síntomas

Si el diagnóstico y tratamiento fueron los adecuados, la mayoría los enfermos se recuperan por completo.

 

 

seccion: