¿Qué es la tricomoniasis? diagnostico y tratamiento.

  • Posted on: 2 November 2014
  • By: Luciano
¿Qué es la tricomoniasis? diagnostico y tratamiento.

La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual (ITS) o ETS provocada por un parásito llamadoTrichomonas vaginalis que puede ocurrir en hombres y en mujeres, aunque es más frecuente en las mujeres jóvenes (entre los 15 y 36 años). Es habitual que la infección por tricomonas no dé ningún síntoma, y cuando aparecen son síntomas similares a los de otras ITS.

Cuando aparecen, los síntomas de tricomoniasis más frecuentes son picor, y escozor al orinar o al mantener relaciones sexuales. En todas estas situaciones se debe acudir al médico para que diagnostique la enfermedad y la trate correctamente. Afortunadamente la tricomoniasis es una patología que raramente tiene complicaciones, y que puede tratarse fácilmente con medicamentos antibióticos durante una semana aproximadamente. En el caso de no recibir tratamiento médico es difícil que las tricomonas desaparezcan por sí solas, y pueden parasitar el aparato genitourinario durante meses.

Como en la mayoría de ITS, el mejor método de control es la prevención manteniendo relaciones sexuales con profilaxis, como los preservativos masculinos. La prevención no sólo ayudará a evitar la tricomoniasis sino que evitará la transmisión de otras enfermedades de transmisión sexual mucho más graves como la sífilis o el VIH.

¿Cómo se contagia la tricomoniasis?

La tricomonas sólo puede sobrevivir en el tracto genitourinario del ser humano, por lo que su contagio se va a limitar a la vía sexual. En la mujer infectada se pueden encontrar tricomonas en la vagina o en la uretra. En el hombre infectado se pueden encontrar tricomonas en la uretra, la próstata e, incluso, en el epidídimo, que se encuentra al lado de los testículos.

No es necesario mantener muchas relaciones sexuales con diferentes personas para contraer la tricomoniasis. Basta con mantener una relación sexual con alguien infectado en ese momento. Las siguientes situaciones no son vías de contagio de tricomonas:

  • Sexo oral o sexo anal.
  • Besarse.
  • Abrazarse.
  • Compartir ropa de cama o toallas.
  • Compartir platos, vasos o cubertería.

El uso de juguetes sexuales puede ser una extraordinaria vía de contagio. Se recomienda utilizarlos con preservativos siempre que sea posible.

Síntomas de la tricomoniasis

La tricomoniasis puede pasar inadvertida en los hombres, pero da síntomas en casi todas las mujeres. No obstante, casi un tercio de los afectados desconocen estar infectados. Los síntomas de la tricomoniasis son diferentes en mujeres y hombres:

Síntomas de la tricomoniasis en mujeres

  • Inflamación, enrojecimiento y picor en la vulva y alrededor de la entrada a la vagina.
  • Flujo vaginal aumentado, espeso y amarillento. No suele producir mal olor, pero puede ocurrir que huela a pescado.
  • Escozor al orinar y sensación de tener más ganas al terminar de orinar.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales (dispareunia).
  • Dolor en la parte baja del abdomen.

Síntomas de la tricomoniasis en hombres

Los síntomas masculinos son también similares a los de otras ETS o a los de las infecciones urinarias, ya que el único conducto que puede afectarse es la uretra y las glándulas anexas. Los síntomas más frecuentes son:

  • Escozor al orinar y sensación de tener más ganas al terminar de orinar.
  • Dolor al eyacular.
  • Supuración a través de la uretra de un líquido blanquecino y espeso.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales o al masturbarse.

Diagnistico

Para confirmar el diagnóstico de la tricomoniasis se tomará una muestra del flujo vaginal o de la supuración uretral, y se llevará a un laboratorio para su análisis. Su estudio es muy sencillo, ya que las tricomonas son mucho más grandes que las bacterias o virus, y no necesitan tratarse con tinciones especiales para verlas al microscopio. Cuando se observa la muestra al microscopio se ven directamente las tricomonas nadando en el fluido. Eso es suficiente para establecer el diagnóstico.

Tratamiento de la tricomoniasis

El antibiótico que se utiliza para tratar la tricomoniasis es el metronidazol. Suelen tomarse dos dosis al día durante 5-7 días, aunque las dosis y la duración pueden variar según considere el médico. En ocasiones se puede administrar el metronidazol en una dosis única o en forma de óvulos, por vía vaginal.

Los efectos secundarios más frecuentes serían las alteraciones gastrointestinales como los vómitos, diarreas o gases. Para evitarlos es mejor tomarlo con el estómago lleno después de haber comido, y no tomar bebidas alcohólicas los días que dure el tratamiento.

seccion: