La educación del vacío

  • Posted on: 23 February 2015
  • By: Cognitio
La educación del vacío

Si la educación no forma ni eleva, el futuro podría ser de la psiquiatría

Superadas las necesidades de subsistencia, la vida humana reclama un proceso evolutivo para que el individuo pueda ser más y mejor. Ello requiere una educación que, en lugar de imponer contenidos obsoletos con técnicas cuasi-robotizadas, permita a los niños y jóvenes desarrollar su talento y las capacidades latentes que esperan expresarse.

Educar es extraer lo mejor de cada uno y esto implica llevar a cabo procesos más creativos y menos rutinarios en pro de la superación y la evolución del ser humano.

Esto permitiría evitar y/o superar la "enfermedad del vacío", propio de una vida diseñada para la apariencia y el confort, a expensas de la autonomía de pensamiento y la intensidad de los afectos.

Podríamos decir que estamos en el punto de inflexión entre el avance tecnológico y la opción ética ante ciertas prácticas que podrían ser alienantes y deshumanizadoras.

En medio de tales encrucijadas, el aburrimiento se apodera de la vida cotidiana de los jóvenes y adultos, generando un ocio improductivo y esa enfermedad del vacío que impacta en intensidad creciente en el pensar y el sentir de las personas.

Las consecuencias mentales y psico-emocionales que de tal estado derivan, afectarán los vínculos y la calidad de vida de quienes aspiran a vivir con dignidad y autonomía.

Esto último es el reclamo de quienes buscan construir una vida no adscripta a las formas de la apariencia y a la búsqueda alienante del confort.

De allí nuestra hipótesis polémica, y quizás provocativa, acerca de que si la educación no forma ni eleva, ni extrae con arte lo mejor de cada individuo, en el futuro la psiquiatría deberá restablecer por vía terapéutica los desequilibrios y la pérdida de la autonomía de pensamiento provocados por una vida diseñada para la apariencia, para la comodidad y para el confort a ultranza.

Por tal motivo, la educación como sistema y los educadores como actores se convierten en los pilares insoslayables de un futuro que podría ofrecer alternativas de liberación psíquica a partir del desarrollo del talento y el despliegue de la capacidad creativa.

 

seccion: