EL SER HUMANO ES UNA SOLA COSA

EL SER HUMANO ES UNA SOLA COSA

En mi opinión, el concepto de lo que es el Ser Humano aún no queda claro en la mente de bastantes personas, porque generalmente lo asocian exclusivamente a lo que es el ser viviente, o sea el cuerpo. Somos unos animales que pertenecemos a una especie denominada “Homo Sapiens” (del latín homo –hombre- y sapiens –sabio-), a la que se le llama comúnmente “Humanos”. 

A muchas personas les resulta más fácil entender el Ser Humano descomponiéndolo en diferentes apartados –cuerpo, mente, alma o espíritu, energía, conciencia, divinidad, etc.- en vez de aceptar que somos una Unidad que comprende, juntas, todas esas partes que nos componen y que son inseparables.

Entiendo que para referirse a aspectos concretos de este conjunto –al que también llamamos “persona”- sea más cómoda esa división, pero sólo a efectos de referirnos de un modo coloquial a cada una de las piezas en las que descomponemos el inseparable conjunto. 

El problema se produce cuando realmente creemos firmemente que son apartados distintos, incomunicados e independientes, porque la realidad es que la fusión es tan impecable que no hay límites entre una cosa y otra, y que al margen de lo que podemos ver cuando nos miramos en el espejo y lo que podríamos ver si nos abre un cirujano, el resto de nuestros componentes son intangibles e invisibles.

¿Somos un alma alojada en un cuerpo?

¿Somos una mente que se inventa una espiritualidad con pretensiones de ser algo más “especial”?

¿Somos la divinidad en pequeño –o en grande- instalada en un cuerpo físico?

¿Somos un espíritu que utiliza un cuerpo tras otro para sus sucesivas reencarnaciones, como dicen algunos?

¿Somos una nada pretenciosa que no se conforma con ser un cuerpo finito y se inventa todo lo demás para creerse importante?

¿Qué somos?

En mi opinión, el Ser Humano es una sola cosa. 

Acepto que es más fácil entendernos como diferentes apartados, pero sólo está bien a nivel comunicativo. Lo que tiene que prevalecer en nuestra idea cuando hablamos de nosotros es que SOMOS INDIVISIBLES.

Por cierto, y por si no te habías parado a reflexionar sobre ello, decimos con naturalidad SER HUMANO, nos consideramos SERES HUMANOS, y no sabemos claramente lo que la definición quiere decir.

SER – El Ser es un transcendental, aquello que rebasa y trasciende todos los entes, o sea, trasciende todo lo que es, lo que existe y lo que puede existir.

HUMANO – Que tiene naturaleza de hombre.

El Ser Humano, por tanto, es el hombre material que al mismo tiempo es transcendental y va más allá de lo que es, lo que existe y lo que puede existir.

Hay quien le cuesta comprender esta unicidad que comparte por igual lo transcendente –la Espiritualidad, la Divinidad, lo Superior- con lo finito del cuerpo y los “defectos”, los miedos con la Sabiduría, lo vulgar con lo Celestial, la ineptitud con el Semidiós, pero somos todo eso.

Tenemos que acostumbrarnos a ser lo que somos, aceptar nuestros momentos de descontrol emocional y animal y nuestros momentos de misticismo y espiritualidad.

Tenemos que sabernos y sentirnos celestiales, reconocer la bondad infinita que nos forma, y no por eso sentir que le estamos usurpando el sitio y poder a Dios sino que, con ello, sentirnos auténticamente hijos de Dios.

Si los hijos de los gatos son gatos… ¿Los hijos de Dios son Dioses?

Conviene hacerse todo tipo de preguntas sin escandalizarse por ello, conviene atreverse a aceptar que uno es más de lo que aparenta ser, conviene asumir la responsabilidad que conlleva el hecho de que somos algo más que este personaje confuso o desquiciado que a veces representamos.

Conviene preguntarse no quién soy, sino qué soy. 

¿Qué es esto a lo que llamo YO?

Te dejo con tus reflexiones…

 

Francisco de Sales

“Oír o leer sin reflexionar es una tarea inútil”. (Confucio)

Si te ha gustado ayúdame a difundirlo compartiéndolo.
(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

seccion: