La Depresión Post-Sexual: Disforia Post-coital

  • Posted on: 26 March 2015
  • By: Maxi
La Depresión Post-Sexual: Disforia Post-coital

Muchas personas suelen caer en un profundo pesimismo luego de un encuentro sexual o después de masturbarse. A esta afección se  la conoce con el nombre de disforia post-coital  o depresión post-coital.

Se caracteriza por experimentar tristeza, ansiedad, arrepentimiento, inquietud e irritabilidad luego del acto sexual. Afecta principalmente a las mujeres y no hay una edad promedio.

Este problema es más común de lo que se pensaba ya que suele presentarse con frecuencia en consultas psiquiátricas, con psicólogos y sexólogos.

En circunstancias normales, la fase de resolución de la actividad sexual o el período posterior al sexo, genera una sensación de bienestar y una relajación psicológica y física. Sin embargo, los individuos con disforia postcoital se sienten melancólicos, tienen ganas de llorar, están ansiosos, irritables o inquietos.

Si bien se ha investigado sobre el tema, no se ha podido llegar a ninguna conclusión, ya que para algunos puede tratarse de un problema químico y para otros es un problema de origen existencial.

Existen varias teorías al rededor de este problema; algunos psicólogos consideran que se debe a que algunas personas suelen tener sentimientos encontrados con respecto al sexo, derivados de su crianza, su educación, su religión u otras influencias, o que hayan experimentado algún tipo de abuso, lo cual produce culpa y represión. Pero en la mayoría de los casos esta patología se da en personas que no fueron abusadas.

Por otro lado se cree que el origen de la depresión post-sexo se debe al cambio hormonal que se experimenta tras el orgasmo, los mismo cambios que a veces pueden originar jaquecas luego de una relación sexual.

Para otros esta depresión pueden deberse a problemas yacientes en el individuo o la pareja, como falta de autoestima o resentimientos contra la otra persona.

Según Freud, el coito es una forma de evadir la soledad inherente de la existencia humana, ya que durante el acto sexual una persona se encuentra literalmente "dentro de otra", y tras consumar el sexo, uno se da cuenta que siempre está solo, por lo cual el responsable de este estado seria el sentimiento de perdida.

Si nos ponemos a pensar, la vida consiste principalmente en vivir y en morir, en decir hola y adiós, en nacer y desaparecer, y nuestro bienestar depende en gran medida de nuestra capacidad de resolver estas transiciones.

Para resolver este problema tendría que prestarle más atención a sus emociones y conversarlo con su pareja.

Pero si la tristeza o depresión continúan, sin poder encontrar el origen, seria indicado hablar con un médico o buscar ayuda en un psicólogo o terapeuta sexual.

 

loading...
seccion: