Cibercondríacos: El riesgoso hábito de buscar síntomas en Internet

  • Posted on: 18 October 2016
  • By: Rocio
Cibercondriaco: 6 de cada 10 personas lo padece

El 94% de los médicos reconoce que sus pacientes buscan información en Internet antes de ir a consultarlos. La práctica consiste en investigar en la web sobre los síntomas, pero los resultados pueden generar desconcierto, angustia y ansiedad cuando se piensa que algo muy grave está sucediendo. El encuentro con el médico puede aclarar y dar alivio, pero en algunos pacientes ni siquiera la consulta tranquiliza: son los cibercondríacos, padecen un trastorno cada vez mas habitual en el siglo XXI.

La tendencia creció tanto que la empresa Google puso en funcionamiento una aplicación (sólo disponible en algunos países) para que las personas puedan seleccionar mejor los sitios con información sobre síntomas y enfermedades.

Esta aplicación contó con el asesoramiento de la prestigiosa Clínica Mayo y de la Facultad de Medicina de la Universidad Harvard de los Estados Unidos.

Por año se realizan 30 millones de búsquedas sobre síntomas en el mundo. Los resultados de esas búsquedas hacen que la figura del médico se modifique. Que su autoridad ya no sea percibida como sagrada, ya que el profesional recibe pacientes que no sólo hablan sobre los síntomas, sino que llegan con sospecha de trastornos específicos. Pero en la mayoría de los casos creen tener enfermedades que no padecen ni sufrirán.

Esta tendencia va generando que la relación entre el médico y el paciente cambie dramáticamente. Hace 100 años, gran parte de las consultas eran en el domicilio del paciente. Hoy, en cambio, los pacientes buscan primero en Internet y luego van a la consulta. El error común es pensar que a partir de un síntoma se puede diagnosticar una enfermedad. Sólo el médico puede hacer la operación compleja e intelectual que implica poner al síntoma en un contexto individual y hacer el diagnóstico.

Para Fernando Rivera, investigador de la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida, Estados Unidos, “Internet como herramienta educativa y de información inmediata en salud tiene sus inconvenientes cuando se utiliza de manera irracional. cuando se busca sobre síntomas sin la asesoría de un médico, muchos pacientes acuden a las citas convencidos de haber descubierto la razón de sus males”.

El investigador agregó: “Otro grave inconveniente que hemos observado, especialmente en Latinoamérica, es la automedicación a partir del autodiagnóstico por Internet. Esta acción convierte al paciente en su propio médico e implica potenciales complicaciones. No se tienen en cuenta los riesgos potenciales de la automedicación a corto y/o a largo plazo”.

Si bien existe el riesgo de gatillar la ansiedad y de promover la automedicación, las asociaciones de pacientes reivindican sus beneficios del uso de la web. “Alentamos la consulta al médico en primer lugar, pero es cierto también que Internet puede ser una vía para conectarse con foros y asociaciones que orienten hacia un especialista que puede conducir al diagnóstico. Internet puede minimizar la odisea diagnóstica”, comentó Luciana Escati Peñaloza, ex presidenta de la Federación Argentina de Enfermedades Poco Frecuentes, que publicó un manual sobre derechos de los pacientes (www.pocofrecuentes.org.ar/). En el caso de los trastornos poco frecuentes (que afectan 1 de cada 2.000 personas), se puede tardar hasta 10 años en saber qué problema se sufre y la web puede bajar esos tiempos para acceder al tratamiento.

Ver: FUENTE

loading...
seccion: