CADA DÍA ES UNA VIDA

CADA DÍA ES TODA UNA VIDA

 

 

En mi opinión, cada día nos permite experimentar en sus 24 horas una experiencia similar a lo que es una vida completa.

 

Nacemos al despertar. Tal vez nacemos un poco maduritos ya, pero a fin de cuentas de lo que se trata es de que venimos de no sabemos dónde y de pronto nos encontramos en un sitio que se llama Mundo y en una cosa que se llama Vida.

 

Aquí estamos. Hemos llegado.

 

Ante nosotros se presenta un panorama lleno de opciones y posibilidades, y somos conscientes desde el primer instante –aunque no pensemos en ello- de que se va a acabar el día. De que va a llegar la noche. Y con ello concluye la vida de ese día.

 

Como va a concluir toda nuestra vida cuando nos llegue la muerte.

 

Eso sí, casi todos damos por supuesto que después habrá otra vida -ese otro día es mañana por la mañana al despertar-, como otros dan por supuesto que habrá otra vida cuando se acabe esta que ahora vivimos, lo mismo que hubo otra antes de que comenzara esta.

 

Damos por supuesto cada noche que mañana nos vamos a despertar, pero también es cierto que hasta que llegue ese mañana va a pasar el tiempo suficiente como para que ocurran muchas cosas.

 

En esa supuesta seguridad de que mañana continuaremos aún vivos no vivimos este día –esta vida- con total intensidad porque algo dentro de nosotros nos hace dar por supuesto que mañana tenemos la posibilidad de hacer lo que no hemos hecho hoy o de repetir lo que nos apetece repetir, pero… ¿Y si mañana no despertamos?

 

Venimos de la nada. De un sueño. De un no saber y no controlar. Y nacemos/amanecemos sin saber de dónde nacemos/amanecemos, y es muy posible que se nos pase esta vida/día enteros sin preguntárnoslo.

 

El fin puede estar en cualquier parte aguardando.

 

A la vida le puede faltar intención y atención.

 

A la vida le puede faltar VIDA.

 

Se nos va pasando el día/vida camino de la noche/muerte y no somos capaces de aprovechar los segundos/días.

 

¿Si supieras que este es tu último día de vida lo harías distinto de lo que es o lo que va a ser?, ¿Vivirías de otro modo?, ¿Harías otras cosas?

 

El enemigo de la vida no es la muerte, sino el desaprovechamiento.

 

La noche/muerte nos llegará y sería tremendo que tuviésemos más cosas de las que arrepentirnos que cosas de las que alegrarnos y sentirnos satisfechos.

 

Te invito a que pruebes el juego de hacer que un día sea toda una vida.

 

Y llena ese juego de lo que quieras y como quieras.

 

Si lo haces bien, con consciencia y a conciencia, te garantizo una gran experiencia muy provechosa.

 

Te dejo con tus reflexiones…

 

 

Francisco de Sales

 

“Oír o leer sin reflexionar es una tarea inútil”. (Confucio)

 

Si te ha gustado ayúdame a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

 

 

 

 

seccion: