Atiquifobia: miedo al fracaso

  • Posted on: 15 November 2014
  • By: Augusto
Atiquifobia: miedo al fracaso

Todos en algún momento de nuestras vidas tenemos miedo a fracasar  y es totalmente lógico y justificado sentir este temor, hasta nos pone alerta de situaciones que tal vez no tuvimos en cuenta. Pero la atiquifobia, como toda fobia, es un miedo excesivo, extremo e irracional. De tal forma que impide llevar una vida tranquila y prospera, a la persona que lo padece.

Es una fobia altamente paralizante ya que, por el temor injustificado, dejan de hacer actividades por el miedo a fracasar.

Muchos la identifican como el miedo al éxito, algo dentro suyo lo lleva a hacer un auto boicot (profecía autocumplida - ley de atracción).

A veces, el miedo al fracaso produce sentimientos y pensamientos negativos los cuales reducen todo el potencial del individuo.

Los atiquifobicos carecen de la habilidad para aceptar las críticas y tienden a magnificar los errores que se han cometido. No son capaces de intentar nada nuevo, ya que tienen de antemano la certeza que van a fracasar.

Los síntomas frecuentes de esta patología pueden ser: La ansiedad extrema, taquicardia, ataques de pánico, temblores, dificultad para respirar, sudoración profusa, entre otros.

La causa de la atiquifobia, por lo general, tiene origen en la infancia:

Una familia (padres, hermanos, abuelos) muy exigentes, o alguna experiencia traumática que les haya generado humillación o vergüenza por algún hecho que no salio como lo esperaban.

Este sentimiento, al no superarlo, y con el correr del tiempo, va debilitando su autoestima y fortaleciendo el temor a fracasar.

Tratamiento:

Combinación de psicoterapia y medicamentos.

En cada caso el tratamiento puede ser puntual, pero puede llevar varios meses o años.

Durante la terapia el paciente va a aprender nuevas habilidades para afrontar su idea de fracaso, introduciendo situaciones de miedo.

En una primera etapa el uso de medicamentos puede ayudar para bajar los niveles de ansiedad y focalizarse en la idea raíz que lo lleva a sentir el miedo. Luego se aconseja suspender la medicación.

Las técnicas de motivación son muy buenas para estos trastornos.

Con el tiempo el paciente va a poder enfrentarse con sus miedos y experimentar el fracaso como un paso necesario para llegar al éxito, y darse cuenta que El fracaso más grande es nunca haberlo intentado.

 

Tags: 
seccion: